Después del agua, el organismo se compone principalmente de proteínas. De hecho, las proteínas son el componente principal de las células, la musculatura y otros tejidos. A menudo, se denomina a las proteínas como los “elementos básicos de la vida”.


Las proteínas forman parte de células, tejidos y órganos de nuestro organismo, como por ejemplo:


1. La masa muscular.
2. El colágeno, que proporciona fuerza y estructura los tejidos (p. ej., cartílago).
3. La piel, el pelo y las uñas.
4. La hemoglobina, que transporta oxígeno por el cuerpo.
5. La mayoría de las hormonas, que actúan como mensajeros químicos del organismo, también son proteínas.
6. Las enzimas, que regulan todos los aspectos del metabolismo; intervienen en innumerables reacciones químicas importantes que permiten la digestión de los alimentos, la formación de energía para la contracción muscular y la regulación de la producción de insulina, entre otros.
7. Los anticuerpos, que intervienen en la respuesta inmunitaria.


Las proteínas deben consumirse de forma uniforme a lo largo de todo el día y formar parte de cada comida. Estas, pueden encontrarse en alimentos animales tales como la carne de pollo. Por eso, el pollo es delicioso, pero también tiene una de serie de propiedades perfectas para cada estilo o etapa de vida.

Ahora bien, en aras de aportar más conocimiento en el momento de consumir la proteína de pollo, Mac Pollo inicia una serie de noticias dentro de la sesión de la página web dedicada a la “SALUD” denominada ¿cómo prepararé..?

En estas noticias explicaremos el cuidado y uso de los diferentes productos de nuestro portafolio de forma práctica, despejando dudas habituales de consumo, y así le sacaremos el máximo provecho a nuestras preparaciones.

Te invitamos a que estés atento a nuestra próxima publicación…