La nutrición y la buena salud están directamente conectadas en el transcurso de la vida, pero la conexión es aún más vital durante la infancia, siendo esta una etapa caracterizada por un crecimiento acelerado. Es en este periodo que los niños adquieren buenos hábitos alimentarios en lo que se refiere a la variedad, al sabor, calidad y cantidad de alimentos.

Entre los alimentos que se deben incluir en estos primeros hábitos alimenticios se encuentran las carnes (proteínas de origen animal). En este grupo se incluyen las carnes rojas, las aves, el pescado, los huevos y el queso. Los alimentos del grupo de las carnes o su equivalente brindan proteínas de alto valor biológico, hierro, vitaminas del complejo B (tiamina, riboflavina, niacina) y otros nutrientes.


Por ello es importante, tener en cuenta que la lonchera escolar es un complemento de la alimentación de los niños pero no puede ser el reemplazo de comidas como el desayuno o el almuerzo. Y su importancia radica en que los nutrientes que consuma durante su estadía en el colegio le sirven para reponer esa energía que gasta durante las actividades diarias.


Es esencial que la lonchera aporte entre el 10 y 20% de las calorías totales diarias recomendadas para que el crecimiento y desarrollo de su pequeño sea el adecuado y tenga hábitos alimentarios sanos.


¿Qué alimentos debe incluir una lonchera nutritiva?


La Secretaría de Salud de Bogotá entrega un menú que puede tener en cuenta para las loncheras y que cuenta con todos los grupos de alimentos:


• Frutas: Puede incluir todas las frutas enteras o en jugo. Si incluye la fruta entera, debe ir bien lavada o pelada y fraccionada en un recipiente de fácil acceso para el niño. Algunas de las frutas que se pueden incluir son: banano, guayaba, ciruela, mandarina, granadilla, manzana, pera, durazno, piña, fresa, mango, zapote, lulo, tomate de árbol, curuba, feijoa, naranja y mora; siempre será ideal aprovechar las frutas que se encuentren en cosecha. También se pueden incluir frutos secos como almendras, marañón, arándanos, nueces, maní, entre otros.

• Lácteos y derivados: Leche, kumis, yogurt, quesos o demás derivados.

• Cereales: Arepa, almojábana, buñuelo, cereal en hojuelas, galletas, mantecada, pan, ponquecitos, entre otros.

• Verduras: Incluir verduras verdes y amarillas en las preparaciones que prefiera el niño. Por ejemplo, sándwich con lechuga y tomate, jugo de zanahoria, tortas de zanahoria, de ahuyama, de espinacas, entre otros.

• Carnes y huevos: Puede incluir atún, carne de res, pollo, cerdo y ternera en sándwich.


Aqui, algunas sugerencias variadas de menús para las loncheras de los niños:


• Sándwich de pollo Mac Pollo y queso con verduras y jugo de frutas.
• Tortillas de maíz con huevo y mortadela Mac Pollo y verduras, manzana y bebida láctea.
• Sándwich de atún con verduras, mango en cuadritos y bebida.
• Tajadas de pan, queso y huevo, jugo de frutas y un chocolate.
• Pan con mermelada o mantequilla, fruta y bebida con leche.
• Jugo de fruta y croissant de Jamon Mac Pollo y queso.
• Avena, arepa con queso y pollo Mac Pollo deshilachado y fruta.
• Crepes de jamón Mac Pollo y queso y jugo de fruta.
• Ensalada de frutas, galletas de sal o dulce y queso.
• Yogurt, fruta entera y barrita de cereal.
• Sándwich con lechuga, tomate y pollo Mac Pollo, atún, y jugo.
• Wrap con pollo Mac Pollo y verduras y batido de frutas.
• Kumis, granola y fruta picada.


Recuerda, también es importante:


– Incluir agua como bebida adicional en la lonchera de los menores.
– No incluya en la lonchera gaseosas o paquetes como papas fritas, entre otros.
– La lonchera debe ser variada nutricionalmente, en sabor, textura y color.
– Durante el descanso, dedicar el tiempo suficiente para consumir todos los alimentos de la lonchera.


Los padres de familia o los cuidadores deben tener en cuenta la alimentación diaria de los niños para que su aprendizaje en el colegio sea mejor, contando con una adecuada nutrición y una dieta sana su potencial de desarrollo sera óptimo.